Historia

Y en este mismo año también contratamos un local como Casal para la Semana Fallera, que nos duró nada menos que hasta 1.981. ¿Qué por qué resalto tal hecho? Porque no os podéis imaginar, cuando se acercaban las Fallas, el problema que teníamos para conseguir un local libre en nuestra demarcación. Afortunadamente la suerte nos acompañaba y siempre lo encontrábamos.

Hubo dos personajes en este ejercicio que no quiero dejar de nombrar, porque desgraciadamente ya no están con nosotros. Unos años después y a temprana edad nos dejaba el que fuera este año Presidente Infantil, Carlos Fernández Campayo, y en 1.995 lo hacía el padre de nuestra Fallera Mayor Infantil D. José Antonio Adell. Vaya para ellos nuestro más sincero y emotivo recuerdo.